martes, 25 de septiembre de 2018

Mercadillos navideños de Hamburgo I

Como cada año, nos planteamos donde ir a visitar los mercadillos navideños. Por motivos laborales debía ser durante el puente de la Constitución y encontramos buenas ofertas a Hamburgo, concretamente nos costó 23,48€ ida y vuelta gracias a la tarjeta Viabuy. Ya habíamos visitado anteriormente la ciudad, pero la verdad es que nos había gustado mucho y no nos importaba volver.

Frente a la iglesia de San Petri encontramos este mercado escondido entre los árboles de un coqueto bosque artificial

[08/12/2107]

Nuestro vuelo salía muy prontito, así nos daba la oportunidad de aprovechar todo el día en Hamburgo. Si bien es cierto que los mercadillos tienen más ambiente al atardecer y son más bonitos de noche con las luces, estos abren más o menos de 11:00 a 21:00. Por la tarde hay tanta gente que no se puede ver nada, por lo que no está de más pasearse por la mañana para verlos tranquilamente y después ya vivir el ambiente.

Navidad y nieve en Hamburgo


En Hamburgo hay 6 mercadillos navideños céntricos:
  • Mercado Mönckebergstrase (11:00 a 21:00)
  • Mercado St. Petri-Kirche (10:30 a 21:00)
  • Mercado del Ayuntamiento (11:00 a 21:00). Todos los días a las 16:00, 18:00 y 20:00 se puede ver a Santa Claus volando por encima del ayuntamiento.
  • Mercado Jungfernstieg (11:00 a 21:00)
  • Mercado Hanseatico de Gänsemarkt (11:00 a 21:00)
  • Mercado de Navidad en Fleetinsel (12:00 a 21:00): En Stadthausbrücke
Y tres algo más alejados:
  • Mercado Hafencity (11:00 a 21:00) En la zona del puerto.
  • Mercado Santa Pauli (lunes a miércoles de 16:00 a 23:00, jueves 16:00 a 24:00, viernes y sábado de 13:00 a 01:00, domingo de 13:00 a 23:00)
  • Mercado Ottensen (lunes a miércoles de 11:00 a 21:00, jueves a sábado de 11:00 a 22:00, domingo de 12:00 a 20:00) Estación Hamburgo-Altona. Altona es un pueblo situado a las afueras de Hamburgo, y se encuentra a unos 15 minutos en transporte público.
En este punto, frente a la estación central, se inicia el recorrido de mercadillos navideños

Aunque en realidad los tres céntricos son como uno solo. Partiendo desde la estación central y dirigiéndose hacia el Ayuntamiento, pasando por la Iglesia de San Petri, todos los puestos forman una linea continua, por lo que en realidad prácticamente no se pueden diferenciar un mercadillo de otro. Por este motivo nos gustó más Colonia, donde cada mercadillo tiene su temática propia.

¡Precioso el mercadillo del Ayuntamiento!

A mitad de paseo por dichos mercadillos empezó a nevar bastante, nos encantó porque no estamos acostumbrados a ver nevar al ser de Mallorca, pero cuando ya hacía un rato que nevaba y la nieve convertida en agua comenzaba a empaparnos, empezó a dejar de ser tan divertido. Aún así no íbamos a dejar que un poco de agua nos venciera :p, seguimos visitando los puestecitos y, como no, vimos a Santa Claus sobrevolando el Ayuntamiento. La verdad es que inicialmente pensamos que sería un muñeco, pero no, se trataba de Santa Claus de carne y hueso.

Santa Claus nos dio su bendición para este año

Otra cosa que nos llamó la atención fue que, aunque en todos los mercadillos prevalecen los puestos de comida, en este casi no había puestos de adornos o eran mucho menores que en otras ciudades que hemos visitado.

Noche en San Pauli


Cuando comenzaba a atardecer decidimos ir a cenar por la zona de San Pauli, para visitar su mercadillo de Navidad por la noche, en todo su apogeo. La zona de San Pauli es famosa tanto por se una zona de marcha como por sus múltiples sex shops, así que su mercadillo sigue dicha temática. No es el mejor mercadillo y está abarrotado de gente, pero la verdad es que llama la atención. Incluso había como una sala de streptease de entrada gratuita, aunque no llegamos a entrar porque había una larga cola a la que, por curiosidad, nos pusimos, pero después de esperar largo rato, cuando ya nos tocaba, nos dijeron que no podíamos entra con el bolso, que lo teníamos que dejar en taquillas y volver a hacer cola, así que pasamos bastante de perder más tiempo.

El mercado de San Pauli tiene un ambiente mucho más fiestero

Después del largo y nevoso día nos dirigimos a nuestro alojamiento, el Generator Hostel (el cual realmente recomiendo tanto por sus instalaciones como por el buen ambiente del mismo) para seguir al día siguiente recorriendo los mercadillos que nos faltaban.