miércoles, 6 de septiembre de 2017

Vuelos baratos con Viabuy Mastercard. ¿Realidad o mito? Nuestra experiencia

Durante años aprovechamos el descuento que podíamos obtener en Rumbo al pagar con nuestra tarjeta Maestro. Fue un chollo para nosotros, sobretodo hasta el último año, momento en que sí que empezaron a controlar que no se pagara más de una reserva cada tres meses con dicha tarjeta. Al caducar, en marzo de 2017, BMN la sustituyó por una Mastercard, poniendo fin a nuestras posibilidades de volar barato :-/

Desde entonces hemos estado tratando de encontrar una alternativa para seguir consiguiendo vuelos a un buen precio (en general, nos referimos a vuelos nacionales -en los que, además, podemos usar el descuento de residente- o vuelos a Alemania, Londres, etc., no a vuelos de largo recorrido en los que estos pequeños descuentos se "diluyen").

¿Vale la pena pedir la tarjeta Viabuy para ahorrar en tus viajes?


En primera instancia, tratamos de aprovechar el descuento por pago con MasterPass, pero dicho descuento no duró mucho, por no decir que apenas duró unas semanas, por lo que finalmente nos decidimos a solicitar la tarjeta Viabuy Mastercard con la que, en teoría, se obtiene un buen descuento al comprar en eDreams (también se puede usar este método de pago en Rumbo, Viajar.com y lastminute, pero los precios de éstos siempre son superiores a eDreams).


Decimos en teoría porque la tarjeta Viabuy tienen unos gastos asociados que reducen el descuento real. Y, además, hay que tener en cuenta que aunque la tarjeta no tiene ninguna tasa anual durante los tres primeros años,  al activarla se pagan 89,70€ en concepto de cuota de emisión (por lo que, básicamente, pagas la cuota de los tres primeros años al activarla y a partir del cuarto año se pagan 29,90€ anualmente). Por lo tanto, el principal riesgo de pedir esta tarjeta para tener descuentos al reservar viajes es que se desconoce hasta qué momento existirá dicho descuento; imaginemos que eDreams dejara de ofrecerlo al cabo de un par de meses de haberla pedido: tendrías la tarjeta pagada hasta que se cumplan los tres años pero no podrías sacarle ningún beneficio y además estarías obligado a usar la tarjeta una vez cada doce meses como mínimo, ya que en caso contrario se debería pagar una cuota mensual de 9,95€

Así pues, el objetivo de este post es dar testimonio del uso que haremos de la tarjeta Viabuy, explicando tanto sus ventajas como sus inconvenientes y documentando los descuentos reales que consigamos en cada compra.

Cómo obtener la tarjeta Viabuy

Para recibir la tarjeta (podéis solicitarla desde nuestro enlace), simplemente hay que seleccionar el diseño de la tarjeta (podemos elegir entre color dorado y color negro) y rellenar un formulario con los datos personales. Tras verificar el número de móvil y el resto de datos -mediante un código de verificación que se envía al móvil- se aceptan las condiciones generales y las tarifas aplicables. A partir de ese momento, el contrato con Viabuy pasa a tener validez y empiezan a contar los 14 días durante los que podemos rescindir el contrato. Este aspecto no nos ha gustado mucho, sería más lógico que los 14 días comenzaran a contar desde el momento que activamos la tarjeta. Y, atención, si queremos cancelar la tarjeta pasados estos primeros 14 días, se deberá pagar una cuota de cancelación de 10€ (además de la cuota de emisión).

También tenemos, desde el momento en que se confirma la solicitud de la tarjeta, 14 días para realizar la primera carga, que deberá ser de un mínimo de 90€ para cubrir la tasa de emisión (89,70€); es decir, si nuestra carga inicial es de 90€, el saldo disponible en la tarjeta sera de 0,30€. Como en el caso de la rescisión del contrato, pensamos que lo más lógico sería que el contador de los 14 días empezara a correr desde que se recibe la tarjeta. En nuestro caso, la tarjeta llegó al cabo de unos 6 días, de modo que en realidad solo dispusimos de 8 días para realizar la primera carga (o rescindir el contrato gratuitamente si lo hubiésemos considerado oportuno).

No sabemos qué medidas puede tomar Viabuy si transcurridos estos 14 días no se ha realizado la primera carga, ellos amenazan con incluirte en la lista de morosos y reclamar la deuda judicialmente, sin embargo tenemos dudas sobre su viabilidad por los pocos datos que se solicitan en el momento de su contratación. Igualmente creemos que lo ideal es valorar previamente todos los pros y contras, y proceder a su contratación cuando se esté realmente seguro de ello.

Dudas sobre su funcionamiento

Tenemos una serie de dudas que intentaremos resolver mientras seamos usuarios de la tarjeta Viabuy:
  • Después de realizar una reserva, ¿hay que esperar tres meses o 90 días?
  • ¿Qué pasa con el saldo que quede en la tarjeta cuando decidas darte de baja?
  • ¿El período durante el que no se puede usar la tarjeta, ¿depende de la tarjeta en sí o de los comercios en los que se usa? Es decir, ¿si realizamos una compra en eDreams, a los quince días podemos realizar otra en Rumbo, por ejemplo, o hasta que no haya transcurrido el tiempo establecido de tres meses, no podremos volver a usarla?

Primera carga

Como hemos comentado, hay que pagar la cuota de emisión (89,7€) dentro de los 14 días siguientes a la realización de la solicitud, para lo cual hay que realizar una carga de un mínimo de 90€. El importe restante queda como saldo disponible en la tarjeta. Por cierto, hay que destacar que la única forma de realizar una carga de la tarjeta sin pagar comisiones es mediante transferencia bancaria Nacional/SEPA (en resumen, una transferencia desde cualquier cuenta en euros de un país europeo, será gratuita).

Como ya teníamos un vuelo pendiente de reservar, nuestra primera carga incluía el importe suficiente para pagarlo. De hecho, creemos que conviene tener saldo suficiente para realizar la siguiente compra antes de poderla realizar (es decir, un poco antes que se cumplan los tres meses), ya que los métodos de carga inmediata tienen comisión (que puede ir desde un 0,75% en el caso de cargar con Bitcoin al 8.75% al cargar con PaysafeCard, pasando por el 1.75% de los métodos más habituales: tarjeta de débito o de crédito).  Y si pagamos comisión, perdemos reducimos el descuento real, ¿no? Así pues, recomendamos usar la tarjeta con cierta previsión y cargarla mediante transferencia bancaria (Nacional/SEPA).

Primera compra

Para nuestra primera compra, efectuada el día siguiente a la primera carga, teníamos que contemplar unas restricciones horarias que nos impedían seleccionar, simplemente, el vuelo más barato. Así, seleccionamos una combinación de un vuelo de ida con Ryanair, con salida a las 13:00, y un vuelo de vuelta con Air Europa, con salida a las 11:55. Dicho vuelo lo encontramos en eDreams, pagando con Viabuy Mastercard, por 26,70€ (siempre hablaremos de precio por persona).


Para determinar el "ahorro" que conseguiríamos pagando con la tarjeta Viabuy Mastercard, realizamos una comparativa con, en primer lugar, el precio ofrecido por las propias aerolíneas y, además, los ofrecidos por otros comparadores que usamos habitualmente.

El trayecto de ida lo encontramos en Ryanair por 14,88€, mientras que el de vuelta lo encontramos en Air Europa por 30,27€, con lo que el vuelo nos habría costado un total de 45,15€.



El precio que encontramos en Kayak (que nos dirigía a eDreams pero pagando con tarjeta Visa de débito) fue de 39€, mientras que en Rumbo y Viajar, que también ofrecen descuento por pago con la tarjeta Viabuy Mastercard, encontramos dichos vuelos por 35,11€ y 37,69€, respectivamente.



En lastminute no se nos ofrecía el vuelo que habíamos elegido, el más similar era una ida con Ryanair a las 13:00 y una vuelta con Vueling a las 12:00, por 44,63€. Finalmente, también quisimos comparar el precio de Atrapalo, que ofrece descuento por pago con Maestro. En este caso, el precio del vuelo era de 38,26€.



Como ya no disponemos de tarjeta Maestro, si no tuviéramos la tarjeta Viabuy habríamos comprado el vuelo al precio que lo encontramos en Kayak, 39€. Por lo tanto, en la compra de este vuelo hemos ahorrado 12,3€ por persona, con lo que ya habríamos amortizado 24,6€ del coste la tarjeta Viabuy Mastercard (recordemos, 89,7€ por los tres primeros años).

Otra manera de calcular el beneficio que sacaremos de la tarjeta es pensar que el coste de la misma (89,7€) se repartiría de manera proporcional en cada reserva realizada. Siendo realistas, durante el periodo de tres años que se paga con la primera carga, quizá no realicemos las 12 compras posibles (recordemos, una cada tres meses); así que para nuestros cálculos supondremos que en realidad, solo haremos 10 reservas, de modo que cada compra se verá encarecida en casi 9€ (89,7€ / 10 compras). Por lo tanto, el ahorro real de nuestra primera compra seria de 15,6€ (24,6€ del ahorro calculado anteriormente menos los 9€ del coste proporcional de la tarjeta).

Cabe añadir que realizamos la reserva entrando a eDreams desde Beruby de modo que tenemos asignado un cashback de 5,6€. Falta ver si finalmente se confirma este importe con lo que el vuelo nos habría salido un poco más barato aún (lo que técnicamente se llama, según Tatiana, "una chispilla más barato").

Posteriormente a la reserva comprobamos que también se ofrece cashback desde Aklamio, concretamente 6,3€ por reserva, un poco superior al cashback de Beruby, por lo que para la siguiente compra usaremos Aklamio.

Conclusiones 

Aún es pronto para tener una opinión definitiva, aunque en principio nuestra opinión es positiva ya que la primera compra se ha realizado correctamente y, si podemos seguir usando la tarjeta Viabuy en próximas compras, el ahorro será real (por ahora solo hemos amortizado poco más de una cuarta parte de la cuota de emisión).

Eso sí, no nos gustan tantas prisas a la hora de realizar la primera carga ni que los 14 días para desistir de la tarjeta empiecen a contar desde que la pides y no desde que la recibes.