miércoles, 6 de septiembre de 2017

Vuelos baratos con Viabuy Mastercard. ¿Realidad o mito? Nuestra experiencia

Durante años aprovechamos el descuento que podíamos obtener en Rumbo al pagar con nuestra tarjeta Maestro. Fue un chollo para nosotros, sobretodo hasta el último año, momento en que sí que empezaron a controlar que no se pagara más de una reserva cada tres meses con dicha tarjeta. Al caducar, en marzo de 2017, BMN la sustituyó por una Mastercard, poniendo fin a nuestras posibilidades de volar barato :-/

Desde entonces hemos estado tratando de encontrar una alternativa para seguir consiguiendo vuelos a un buen precio (en general, nos referimos a vuelos nacionales -en los que, además, podemos usar el descuento de residente- o vuelos a Alemania, Londres, etc., no a vuelos de largo recorrido en los que estos pequeños descuentos se "diluyen").

Atención: hemos editado este post ya que Viabuy ha actualizado sus Términos y Condiciones, incrementando su coste por tres años de 89.70€ a 129.60€, reduciendo así su rentabilidad como medio de conseguir vuelos baratos. Si buscáis vuelos baratos, tal vez también os pueda interesar nuestro post dedicado a la tarjeta Entropay VISA, con la que también podemos obtener descuentos en vuelos

IMPORTANTE: Rumbo, Viajar y LastMinute acaban de cambiar su método de pago con descuento, en la actualidad es el pago mediante Masterpass. Así pues, la tarjeta Viabuy Mastercard sólo ofrece descuento en eDreams.

¿Vale la pena pedir la tarjeta Viabuy para ahorrar en tus viajes?


En primera instancia, tratamos de aprovechar el descuento por pago con MasterPass, pero dicho descuento no duró mucho, por no decir que apenas duró unas semanas, por lo que finalmente nos decidimos a solicitar la tarjeta Viabuy Mastercard con la que, en teoría, se obtiene un buen descuento al comprar en eDreamsRumbo, Viajar.com y LastMinute.


Decimos en teoría porque la tarjeta Viabuy tiene unos gastos asociados que reducen el descuento real: la tarjeta se contrata por tres años y tiene una cuota anual de 19.90€; además, al activarla, se pagan 69,70€ en concepto de cuota de emisión. Por lo tanto, el principal riesgo de pedir esta tarjeta para tener descuentos al reservar viajes es que se desconoce hasta qué momento existirá dicho descuento; imaginemos que eDreams y el resto de buscadores que la usan dejaran de ofrecerlo al cabo de un par de meses de haberla pedido: no habría oportunidad de recuperar con descuentos el dinero gastado en la cuota de emisión y tendríamos que cancelar el contrato, muy probablemente teniendo que pagar una comisión de 10€ por retirar nuestros fondos de la tarjeta.

Así pues, el objetivo de este post es dar testimonio del uso que haremos de la tarjeta Viabuy, explicando tanto sus ventajas como sus inconvenientes y documentando los descuentos reales que consigamos en cada compra.


Cómo obtener la tarjeta Viabuy


Para recibir la tarjeta (podéis solicitarla desde nuestro enlace), simplemente hay que seleccionar el diseño de la tarjeta (podemos elegir entre color dorado y color negro) y rellenar un formulario con los datos personales. Tras verificar el número de móvil y el resto de datos -mediante un código de verificación que se envía al móvil- se aceptan las condiciones generales y las tarifas aplicables. A partir de ese momento, el contrato con Viabuy pasa a tener validez y empiezan a contar los 14 días durante los que podemos rescindir el contrato. Este aspecto no nos ha gustado mucho, sería más lógico que los 14 días comenzaran a contar desde el momento que activamos la tarjeta. Y, atención, si queremos cancelar la tarjeta pasados estos primeros 14 días, se deberá pagar una cuota de cancelación de 10€ (además de la cuota de emisión).

También tenemos, desde el momento en que se confirma la solicitud de la tarjeta, 14 días para realizar la primera carga, que deberá ser de un mínimo de 90€ para cubrir la tasa de emisión y la cuota del primer año (89,80€); es decir, si nuestra carga inicial es de 90€, el saldo disponible en la tarjeta sera de 0,20€. Como en el caso de la rescisión del contrato, pensamos que lo más lógico sería que el contador de los 14 días empezara a correr desde que se recibe la tarjeta. En nuestro caso, la tarjeta llegó al cabo de unos 6 días, de modo que en realidad solo dispusimos de 8 días para realizar la primera carga (o rescindir el contrato gratuitamente si lo hubiésemos considerado oportuno).

No sabemos qué medidas puede tomar Viabuy si transcurridos estos 14 días no se ha realizado la primera carga, ellos amenazan con incluirte en la lista de morosos y reclamar la deuda judicialmente, sin embargo tenemos dudas sobre su viabilidad por los pocos datos que se solicitan en el momento de su contratación. Igualmente creemos que lo ideal es valorar previamente todos los pros y contras, y proceder a su contratación cuando se esté realmente seguro de ello.


Dudas sobre su funcionamiento


Tenemos una serie de dudas que intentaremos resolver mientras seamos usuarios de la tarjeta Viabuy:
  • Después de realizar una reserva, ¿hay que esperar tres meses o 90 días?
  • ¿Qué pasa con el saldo que quede en la tarjeta cuando decidas darte de baja?
  • ¿El período durante el que no se puede usar la tarjeta, ¿depende de la tarjeta en sí o de los comercios en los que se usa? Es decir, ¿si realizamos una compra en eDreams, a los quince días podemos realizar otra en Rumbo, por ejemplo, o hasta que no haya transcurrido el tiempo establecido de tres meses, no podremos volver a usarla?
    • DUDA RESUELTA: En nuestra segunda compra hemos comprobado que se puede usar en LastMinute.es independientemente de la fecha de uso en eDreams. Asimismo, en LastMinute.es también se hace referencia a un límite de usos, una compra con descuento cada tres meses. Por lo tanto, combinando los dos buscadores,podremos realizar 8 compras al año en vez de las 4 compras que pensábamos inicialmente.


Primera carga


Como hemos comentado, hay que pagar la cuota de emisión y la cuota anual (89,89€) dentro de los 14 días siguientes a la realización de la solicitud, para lo cual hay que realizar una carga de un mínimo de 90€. El importe restante queda como saldo disponible en la tarjeta. Por cierto, hay que destacar que la única forma de realizar una carga de la tarjeta sin pagar comisiones es mediante transferencia bancaria Nacional/SEPA (en resumen, una transferencia desde cualquier cuenta en euros de un país europeo, será gratuita).

Como ya teníamos un vuelo pendiente de reservar, nuestra primera carga incluía el importe suficiente para pagarlo. De hecho, creemos que conviene tener saldo suficiente para realizar la siguiente compra antes de poderla realizar (es decir, un poco antes que se cumplan los tres meses), ya que los métodos de carga inmediata tienen comisión (que puede ir desde un 0,75% en el caso de cargar con Bitcoin al 8.75% al cargar con PaysafeCard, pasando por el 1.75% de los métodos más habituales: tarjeta de débito o de crédito). Y si pagamos comisión, perdemos reducimos el descuento real, ¿no? Así pues, recomendamos usar la tarjeta con cierta previsión y cargarla mediante transferencia bancaria (Nacional/SEPA).


Compras realizada con la tarjeta Viabuy Mastercard. ¿Cuánto ahorramos?


En este apartado iremos enlazando los post en los que detallaremos cada compra realizada con Viabuy. Hasta ahora la hemos usado en dos ocasiones:


¿Dónde encontramos los mejores precios?


Siempre habíamos pensado que el mejor precio, con el descuento de Viabuy, era el ofrecido por eDreams, pero tras varios usos de la tarjeta solo os podemos decir que hay que comparar, ya que a veces hemos encontrado un mejor precio en LastMinute, Viajar y Rumbo. Como siempre intentamos aprovechar el cashback que nos puede ofrecer Aklamio o Beruby, cabe señalar que actualmente se ofrece cashback en eDreams, LastMinute y Rumbo, por lo que, en general, evitamos usar Viajar.


¿En qué vuelos es mejor usar la tarjeta Viabuy Mastercard?


El descuento máximo que podemos conseguir pagando con la tarjeta Viabuy Mastercard se sitúa, según nuestra experiencia, en torno a los 20€ por persona, pero depende del precio del vuelo. Los mejores vuelos para usar la tarjeta son los que tienen un precio de unos 30 euros o más ya que en ellos podemos obtener el descuento máximo.

En cambio, en vuelos muy baratos, del estilo ida y vuelta con Ryanair por 5€ cada trayecto, el descuento que obtendremos será de alrededor de 6 o 7 euros, con lo que apenas compensaremos el coste de uso de la tarjeta (6,50€ según nuestro razonamiento), aunque siempre nos podemos beneficiar del cashback que podamos conseguir.

Vuelos más caros, como por ejemplo un Madrid - Tokyo por 400€, es probable que los encontremos más baratos en las propia aerolínea o un algún otro buscador, pero nunca está de más comprobar si eDreams o Rumbo/LastMinute nos ofrecen un buen precio.

Atención, nada de esto es una ciencia exacta, especialmente en el caso de Rumbo/Viajar/LastMinute, simplemente estamos comentando los descuentos que hemos visto habitualmente. En eDreams más o menos podemos confirmar este patrón, sin embargo, en Rumbo/Viajar/LastMinute a veces simplemente el descuento no es real. Por ejemplo, hemos estado buscando un Palma - Valencia, ida y vuelta; el mejor precio sin descuento que hemos encontrado ha sido de 95€ (reservando en las propias aerolíneas), en eDreams sí que lo encontramos por 74€ (un descuento real), pero en Rumbo/Viajar/LastMinute no lo encontramos por menos de 90€, "descuento" incluido y comprando los trayectos por separado. En resumen, parafraseando al gran Luis Aragonés, para encontrar el mejor precio no hay más que "comparar y comparar y volver a comparar".


El descuento de residente y la tarjeta Viabuy


Con el descuento de residente se acentúa lo que comentábamos en el apartado anterior respecto a los vuelos muy baratos, ya que una vez aplicado el descuento de residente, el descuento por pago con la tarjeta Viabuy Mastercard es menor y quizá no compense usarla.

Cabe destacar que en los vuelos donde podemos aplicar el descuento de residentes, el precio que aparece en Rumbo, Viajar y LastMinute sube notablemente al seleccionar el vuelo (es decir, en el listado de resultados el precio puede ser interesante, pero al seleccionar un vuelo concreto, el precio se incrementa), con lo que recomendamos reservar con eDreams para los vuelos en los que podáis aplicar el descuento de residente (si es vuestro caso) y reservar con Rumbo, Viajar y LastMinute en los que no.




Conclusiones


Aún es pronto para tener una opinión definitiva, aunque en principio nuestra valoración es positiva ya que las primeras compras se han realizado correctamente y, si podemos seguir usando la tarjeta Viabuy en próximas compras, el ahorro será real (por ahora solo hemos amortizado alrededor de un tercio del coste de la tarjeta).

Después de nuestra segunda compra de vuelos con la tarjeta Viabuy, hemos comprobado que ésta se puede usar tanto en eDreams como en LastMinute.es, doblando así el número de usos posibles de la tarjeta. Por lo tanto, mientras estos buscadores sigan ofreciendo descuento por pagar con Viabuy Mastercard, pensamos que compensa invertir en la compra de dicha tarjeta, aunque el ahorro real no sea mucho mayor de unos diez o quince euros por persona y reserva.

Eso sí, para sacar provecho real de la tarjeta hay que realizar el máximo número de reservas posibles al año. Si sólo hacemos tres al año, por ejemplo, los ahorros conseguidos apenas nos servirán para compensar el coste de la tarjeta. De hecho, no recomendaríamos la tarjeta si no vais a hacer un mínimo de 5 o 6 reservas al año. Quizá 6 compras al año puedan parecer excesivas, pero pensad que siempre podéis comprar los billetes para familiares y amigos, ya será decisión vuestra cobrarles o no una comisión por vuestros servicios ;-).

Otro factor a tener en cuenta es la posibilidad de conseguir reembolso con nuestras compras en eDreams, Rumbo y LastMinute, bien en Beruby, bien en Aklamio. Como hemos supuesto que, para tener en cuenta el coste de la tarjeta, al ahorro que consigamos en cada compra hay que restarle 6.50€ (de nuevo, aquí explicamos nuestro razonamiento), con el cashback conseguiríamos recuperar, aproximadamente, estos 6 euros, con lo que prácticamente todo el ahorro sería real.

En cuanto a los aspectos negativos, no nos gustan tantas prisas a la hora de realizar la primera carga ni que los 14 días para desistir de la tarjeta empiecen a contar desde que la pides y no desde que la recibes.

Si, una vez sopesados todos estos argumentos, llegáis a la conclusión de que realmente vais a sacar provecho a la tarjeta Viabuy Mastercard, podéis solicitarla desde nuestro enlace.