viernes, 5 de abril de 2013

Escapada de 4 días a Hamburgo y Lübeck (enero 2013)


Una vez más Ryanair nos salvó a los viajeros sin grandes recursos; todos estamos de acuerdo en el tipo de compañía de que se trata, pero también que sin ella muchos viajes no los podríamos realizar. En este caso, como en tantos otros, nos dejamos llevar por las ofertas existentes, así que nos dirigimos a Hamburgo, via Lübeck, ciudad que tiene un aeropuerto muuuy pequeño, es como un pequeño hangar. Por cierto, este era nuestro primer viaje a Alemania y afortunadamente podemos decir que no hace falta saber alemán, con el inglés te puedes defender perfectamente.

Hamburgo, la Venecia del norte.

jueves, 4 de abril de 2013

Ruta de los cátaros, Carcassonne como base. Nochevieja 2012

[29/12/2012]

De Barcelona a Carcassonne en coche

Llegamos el día 29 al aeropuerto de Barcelona sobre la hora prevista, sobre las 7:20, y fuimos a recoger nuestro coche de alquiler, lo reservamos en amigoautos.es, debido a las fechas y con la idea de pasar a Francia fue donde nos dieron un mejor presupuesto. Nos paramos a desayunar en una estación de servicio y comenzamos nuestro recorrido.

Nuestra primera parada fue Perpignan, donde visitamos el Palacio de los Reyes de Mallorca, la verdad es que personalmente no nos gustó mucho, y se podría eliminar de una visita por la zona. Como recomendación, aunque pasar por aquí es el modo más rápido de ir de Barcelona a Carcassonne, yo recomendaría pasar por Andorra y parar primero en Foix.

Desde aquí nos dirigimos hacía Narbona, ya que venía de camino y habíamos oído sobre ella, la verdad es que tampoco nos pareció especialmente interesante; así que nos paramos a comer y continuamos nuestro viaje hacia Carcassonne, la cual sería nuestra base de operaciones durante estos días.

Llegamos a Carcassonne alrededor de las 6 y algo de la tarde, realizamos el check-in, nos dieron un plano de la ciudad con unas cuantas explicaciones, dimos un vistazo a la habitación y decidimos partir a investigar.

Fuimos en primer lugar a visitar la ciudad nueva, como era navidad y además sábado había mucho ambiente; una plaza con tenderetes, una noria y un tren para niños, otra con diferentes atracciones también infantiles, y una tercera con una pista de patinaje muy chula y también tenderetes; decidimos volver otro día a patinar ya que la pista estaba un tanto aguada (pero no fue posible, ya que el resto de días cerraron pronto y no tuvimos ocasión).

Pista de hielo en Carcassonne

Después decidimos pegar un salto a la cité, la ciudad antigua amurallada, y aunque la mayoría de tiendas estaban cerradas, el castillo iluminado es precioso y al pasear por sus calles te ves transportado a la época medieval.

Muralla de Carcassonne con su iluminación nocturna

Y volvimos al hotel a dormir, quisiera reseñar que estuvimos en ETAP Carcassonne, nos costó 284,75€ una habitación triple para 5 noches con desayuno incluido. El desayuno es opcional, pero nosotras lo contratamos, se trata de un buffet, básico pero aceptable, básicamente está compuesto por croissants, tostadas, cereales, te, café y zumo, con sus respectivas mermeladas, mantequillas y demás. En cuanto a la habitación está limpia y es adecuada, apuntar como curiosidad que el baño y la ducha están por separado y el lavabo está en la propia habitación, lo cual sorprende pero es práctico; la única queja es que la tercera cama, una litera, ni está hecha ni la hacen cada día al limpiar la habitación. Además tiene parking gratuito y cerrado, algo muy práctico si vas con coche para moverte por los pueblecitos de la zona.

Nuestra habitación en el ETAP de Carcassonne

[30/12/2012 ]

Ruta por los pueblos cátaros

Al día siguiente, saliendo desde Carcassonne, fuimos yendo por carreteras viejas en vez de coger autopista para así poder ir viendo los diferentes pueblos por los que pasábamos, intentare hacer memoria e ir reseñando todos en los que nos paramos.

Peyrepertuse: Para llegar tardamos bastante más de lo previsto, ya que se trata de carreteras estrechas subiendo y bajando montañas, las vistas son muy bonitas, pasando por bosques y lagos, aunque hay que reconocer que también es cansado conducir así mucho tiempo, así que mejor turnarse como hicimos nosotras. Desde el parking, donde se encuentra la taquilla hay que subir unos 10 minutos por la montaña hasta llegar a los restos del castillo, el cual es enorme, aunque debería estar mejor conservado, sobretodo pagando la entrada, que cuesta 5€, pero igualmente vale la pena, es muy bonito y te puedes hacer una idea de como vivían, además te dan un minipanfleto donde se explica un poco la historia, tiene como dos partes, no pudimos subir a la parte superior ya que estaba cerrada por culpa del fuerte viento.

Castillo de Peyrepertuse (Château de Peyrepertuse)
Castillo de Peyrepertuse

Rennes le Chateau: Se trata de un pueblo muy interesante, rodeado de temas esotéricos  y misterios ocultos. En la reforma del altar de la iglesia el cura (Sunier) encontró algo, nadie supo qué, pero a partir de ese momento cambio su vida, comenzó a tener más riquezas, se rumorea si encontró el tesoro de los cátaros, o alguna prueba de la descendencia de Jesús (en esta historia se basó parte del código da Vinci). Dentro de la iglesia, en la pila hay un demonio, o eso dicen porque cuando fuimos estaba temporalmente cerrada :-/, así que no pudimos entrar, y como se trataba de domingo también encontramos la mayoría de tiendas cerradas, una pena, porque la verdad es que por lo que se veía en los escaparates prometían.

Comimos aquí, en el único sitio abierto, un lugar un tanto peculiar, los camareros iban a un ritmo ralentizado, tal vez porque sabían que no podíamos irnos a otro sitio; pero al final el trato fue muy bueno, pedimos calamares, nos dieron más a parte de los del plato y aún nos pidieron si queríamos más, al mismo precio, lo cual nos extrañó mucho. Por otro lado el local tenía carteles peculiares, de primeras los típicos de meditación (nada extraño), pero luego otros tipo un ovni encima del portal de Belén, o un cartel en el baño que estaba escrito al revés, pero que sentado en el water se podía leer correctamente desde el espejo y ponía algo así como “terribilis est locus”.

Montsegur: donde quemaron a los cátaros, hay un castillo pero hay que subir por la montaña para llegar a él, no lo sabíamos y cuando llegamos ya era de noche, así que no pudimos acceder a él.

Foix: Tiene un castillo precioso, iluminado por las noches con una luz azulada, pero también estaba cerrado cuando llegamos, así que no pudimos subir, dimos una vuelta por la ciudad, donde todo estaba cerrado y volvimos hacía el hotel. (La vuelta sí por autopista).

Castillo de Foix

[31/12/2012]

Fin de año en Carcassonne

El día 31 comenzamos con un visita a Carcassonne. Visitamos la cité, ciudad antigua, de día, viendo las tiendecitas y entrando en el castillo (precio 8,50€), este sí está muy bien conservado, e incluso te ponen un vídeo explicativo de su historia, el cual te ayuda a hacerte una mejor idea de cómo era la vida en él.

Carcassonne

Al acabar nos dirigimos a la Abadía de Fontfroide. Es una bonita abadía, con una vinacoteca, llegamos y la vimos por fuera pero decidimos no entrar debido a su elevado precio (10€). Dimos un paseo en coche por diferentes pueblos de la zona y volvimos al hotel para ducharnos y salir a celebrar la nochevieja.

Pensamos que en las plazas de la ciudad nueva habría ambiente, pero nos equivocamos, no había nadie, así que nos dirigimos a los restaurantes de la ciudad antigua, prácticamente todos estaban llenos, así que entramos en el único que nos dijo que había sitio (no recuerdo el nombre, pero se trata de una crepería en la Place du Chateau), nos atendieron especialmente bien, y al precio que pagamos (27€) cenamos muy bien. Gracias a J.A. tuvimos uvas y llegada la hora, sin haber acabado de cenar, nos pusimos encima del reloj e hicimos el paripé jejej, la familia de al lado nos miró como si estuviéramos locas, pero aparte de eso fue muy divertido :-D.

[1/01/2013]

Año nuevo en Montpellier

Empezamos el año visitando Sete, se trata de un pueblecito al lado del mar, interesante aunque no tiene gran cosa, supongo que en verano hay más actividad.

Después nos dirigimos hacia Montpellier, es una bonita ciudad, en la plaza principal había un tiovivo, tenderetes navideño y un bonito árbol, y las callejuelas de la parte antigua tienen un delicado encanto francés, lo único malo es que al ser día 1 todo estaba cerrado y había poca gente.

Árbol de Navidad en Montpellier

Comimos en la ciudad y volvimos al coche para seguir viendo diferentes pueblos desde el coche en el camino de vuelta.

[2/01/2013]

Visita a Tolousse

Al levantarnos fuimos a Tolousse, se trata de una ciudad grande y bonita a poca distancia al norte de Carcassonne, vale la pena ir y pasear por sus calles. A la vuelta hicimos una última visita a la cité en Carcassonne para realizar las típicas compras y recordatorios.

[3/01/2013 ]

De Carcassonne a Barcelona

Día de vuelta en coche hacía Barcelona, nos paramos medio horita en La Roca del Vallés, típico outlet con tiendas carísimas, y llegamos justas pero con tiempo adecuado al aeropuerto.


Si tienes algún comentario acerca de esta entrada, déjanoslo aquí. ¡Gracias! ^_^


Actualización: Y si buscas más ideas para una Navidad o Nochevieja especial, quizá te puedan interesar nuestro posts dedicados a:

Nuestro particular via crucis: 8 días en Roma (octubre 2012)

Tal y como me había propuesto el año anterior, quería regalarme un viaje por mi cumple; no conocía la ciudad eterna así que, visto que mi presupuesto no daba para un viaje más largo, decidí visitarla.
Encontramos un vuelo barato, con Ryanair como no (80€), me harán embajadora jijiji.
Y un buen hotel, realmente un bed and breakfast (B&B Alenic), que nos salió por unos 55€ la noche la habitación doble con baño. Es bastante difícil de encontrar, se encuentra en un callejón que da a la Via Casilina, en esta Via hay un puente, hay que entrar por la calle que pasa por debajo y allí está la entrada, como se puede ver en la siguiente foto.

Vista del callejón donde se encuentra el B&B Alenic

Quitando este pequeño inconveniente, es un alojamiento con una excelente relación calidad-precio para pasar unos días en Roma. Se trata de un piso con 4 habitaciones, te dan las llaves para entrar y salir libremente, y cada mañana tienes un consistente desayuno. Además está bastante bien localizado, a unos 15 minutos andando de San Giovanni, o, cogiendo el bus 105 en unos 10 minutos estás en Termini.

No suelo ser partidaria de comprar las tarjetas turísticas, porque si te las sabes apañar puedes conseguir que te salga más barato sin ella, por ejemplo aprovechando los días o horas gratuitas en los museos y cosas así, sin embargo Roma es una excepción, y sí que la recomiendo para ahorrarse unos eurillos. La Roma PASS cuesta unos 30 € e incluye transporte público durante 3 días, 2 sitios gratis y el resto con descuento. Se puede adquirir en los siguientes sitios:
  • En todos los Monumentos y Museos afiliados
  • En las 8 Oficinas de Turismo de la ciudad (entre ellas en Termini y en Trevi)
  • En las Oficinas de Turismo de Fiumicino (llegadas, Terminal C) y Ciampino (llegadas)

9/10/2012

Aterrizamos el martes día 9 de octubre al aeropuerto de Ciampino sobre las 14:25 h. En cuanto salimos nos encontramos diferentes compañías ofreciendo transporte al centro de la ciudad; nosotros concretamente fuimos con “Terravisión” por 4€. El bus nos dejó en Termini, el hotel está en Via degli Orti Variani 8, llegamos con tranvía giardinetti (parada Termini laziali) (a 5 min desde Termini). Pero la mejor forma de llegar (nos informaron a posteriori en el hotel) es con el bus 105 desde Termini, hay que bajarse en la segunda parada de la Via Casilina y te deja justo en la acera de enfrente.

Llegamos sobre las 16:30 al hotel, arreglamos todo el papeleo, nos instalamos y salimos a dar una vuelta y comprar la Roma PASS; nosotros la adquirimos en Termini, fuera de la terminal (donde paran los autobuses) hay un quiosquito donde se puede comprar.

Como primera aproximación visitamos los lugares más típicos, empezando por la Piazza de Spagna (en honor a la embajada española que está en las inmediaciones), es imprescindible sentarse en las famosas escalinatas, aunque la verdad es que a todas horas está llenísimo de gente y apenas puedes hacerte una foto. La parada de metro más cercana es la que lleva su mismo nombre: Spagna.

Escalinata de la Piazza de Spagna

Después, como no podía ser de otra manera, nos acercamos a la Fontana de Trevi (está bastante cerca de la Piazza Spagna), aquí según la tradición hay que tirar 2 monedas (una para volver y otra para pedir un deseo, hay que fijarse en como las tiran los demás). Pero, al igual que la anterior, está siempre repleta de gente, apenas puedes avistar la fuente desde lejos, así que para verla bien nos tuvimos que acercar el último día sobre las 8:30 h de la mañana.

Y, como ya era hora de cenar, decidimos ir a una de las pizzerias recomendadas en el Trastevere (la zona de la Roma más tradicional), concretamente a Dar Poeta (dirección vicolo del bologna 45). El sitio es muy recomendable, buena comida a buen precio. Nosotros fuimos andando y llegamos en una horita más o menos desde Piazza Spagna.

10/10/2012 - Visita al Coliseo

Este día ya comenzamos a darle uso a la Roma Pass. El primer sitio gratuito que visitamos fue el conjunto de Coliseo, Foro y Palatino, ya que la misma entrada sirve para todo. Está abierto todos los días de 8:30 a 18:30 y la parada de metro más cercana es la Colosseo.

Empezamos por el Foro y Palatino, el tiempo total previsto para la visita es de 1 hora y media, sin embargo nosotros estuvimos poco más de 2 horas y me supo a poco, no pude verlo todo y me quedé con ganas de dedicarle más tiempo, pero también tengo que decir que soy una gran admiradora del imperio romano, me parece fascinante el hecho de que muchas cosas de las que tenemos hoy día provengan de aquella época.

Cabe destacar, en el Foro Romano, el Tempio di Vesta; las vestales eran mujeres con privilegios en la sociedad pero que debían mantenerse vírgenes hasta los 30, sino eran emparedadas vivas y el amante estrangulado.

El Coliseo de Roma

Para visitar el Coliseo puedes ir por libre o reservar una visita guiada si quieres bajar a la arena (vamos si quieres visitar todas las plantas, incluida la inferior donde se guardaban los animales y desde donde accedían los gladiadores), nosotros escogimos esta segunda opción, con reserva a las 13:20 h. Aquellos que como nosotros empleéis la Roma Pass para entrar gratis y queráis hacer la visita guiada (única manera de acceder a todas las plantas) tenéis que reservar por teléfono, informando de que entrareis con la Roma Pass, así sólo os cobran la parte proporcional de la visita guiada (no hay ningún problema si no sabéis italiano, os podéis entender perfectamente).

El Coliseo es impresionante y durante la visita te van explicando como funcionaba todo, por ejemplo como mediante unas poleas el escenario lo bajaban o subían en función del espectáculo; la verdad es que te puedes hacer una idea muy acertada de como sería en aquel entonces. Y al acabar la visita te puedes quedar a realizar todas las fotos que quieras. Sin embargo en este punto del viaje mi compañero (en adelante PB) comenzó a encontrarse indispuesto, ello unido al fuerte sol que pegaba hizo que él no pudiera disfrutar totalmente de la visita.

A pesar de ello, al salir del Coliseo nos acercamos a la iglesia San Pietro in Vincoli, el cual se encuentra a tan sólo 5 minutos andando del Coliseo (subiendo la cuesta que hay encima de la parada del metro), en su interior se conserva el Moisés de Miguel Ángel y las cadenas con las que se apresó a San Pedro. Está abierta todos los días de 8:00 a 12:30 y de 15:30 a 18:00 horas, y la entrada es gratuita.

Los bares de alrededor son bastante económicos y frecuentados por universitarios, así que comimos un sandwich en un bar de la zona.

La Bocca de la veritá se encuentra a unos 25 min. andando desde el Coliseo, nuestra idea era acercarnos pero a estas alturas PB ya era más zombie que otra cosa, así que nos saltamos esta visita y nos fuimos al hotel para que descansara.

11/10/2012 - Galería Borguesse

Este día utilizamos la Roma Pass para visitar de forma gratuita la Galeria Borguesse, su precio habitual es de 11 €, 6,25 € con la tarjeta. Está abierta de martes a domingo de 8.30 a 19.30. El metro más cercano es Spagna o Piazza Popolo (unos 20 min andando), pero como PB no se encontraba en plenas facultades buscamos un autobús para ir, tanto el nº 52 como el nº 53 salen dese Termini y te dejan prácticamente en la puerta; mi único miedo era no saber donde pararnos, pero si estás atento se ve fácilmente.

Es imprescindible realizar reserva previa para visitar la Galeria, a nosotros nos dieron hora a las 11h. El tiempo máximo permitido de la visita es de 2 h, que es el tiempo que dura el turno de visita, pero hay tiempo de sobra para visitarlo todo tranquilamente. Quisiera señalar que aquí sí tuve muchos problemas con el idioma para poder reservar, cuando llame no se molestaron en escucharme en castellano (y eso que con un italiano uno se puede entender perfectamente) y me exigían inglés (el cual no domino), después de que me colgaran el teléfono dos veces y de enviar 4 mails explicando la situación, conseguí realizar la ansiada reserva.

Las principales obras que se pueden ver en la galería son el rapto de Proserpina y Apolo y Dafne.

Jardín de la Galería Borguesse

En los alrededores de la Galeria hay un parque muy bonito (parque Borguesse), nos dimos una vuelta antes de entrar y al salir lo atravesamos para dirigirnos a la Piazza de Popolo, aunque no tiene nada de especial es una plaza bonita donde como su propia nombre indica es la "plaza del pueblo" y se utiliza para hacer diversas actividades sociales.

En una callejuela de los alrededores de la plaza compramos una pizza al taglio, como tantas otras encontraríamos en la ciudad, la verdad es que no soy una gran aficionada a la pizza pero estaba realmente buena.

Como PB seguía sin estar muy bien nos subimos a un autobús para dirigirnos al centro y visitar el Panteón, una chica muy amable nos ayudó indicándonos donde bajarnos, ya que el conductor del autobús fue realmente borde.

El horario de visita del Panteón es de lunes a sábado de 8:30 a 19:30, domingo de 9 a 18h y festivos 9 a 13h, la entrada es gratuita. Se trata de un templo romano dedicado a todos los dioses. Una de las peculiaridades es que su cúpula está abierta, por donde además del sol también entra la lluvia.

A continuación nos dirigimos al Palazzo Spada, a unos 15 min. andando desde el Panteón. Su horario de visita es de martes a domingo, de 8.30 a 19.30. Aquí también nos pudimos aprovechar de la Roma Pass, quedándonos a mitad de precio (2,5 €).

Lo más destacable es la Perspectiva de Borromini. Se trata de una galería diseñada por Borromini que tiene 9 metros de largo, pero parece tener casi 40. El efecto se consigue con la progresiva reducción de todos los elementos: no sólo se estrechan las paredes, sino que se eleva el suelo y disminuye la altura de la bóveda; de este modo se consigue que la escultura que se ve en el jardín del fondo parezca de tamaño natural cuan en realidad mide tan sólo 60 cm.

La perspectiva puede verse a través de un cristal desde el patio interior del edificio sin necesidad de pagar la entrada. La entrada a la Galleria Spada da derecho a visitar tanto la perspectiva como la pinacoteca del primer piso. Como recomendación personal bastaría verla desde fuera, ya que, aunque es cierto que desde dentro se ve mejor, tampoco hay una gran diferencia y la pinacoteca, para mi gusto, no tiene un interés especial.

Para acabar el día nos dirigimos a la Piazza Campo de' Fiori, en el centro de esta se encuentra una estatua de Giordano Bruno, monje que fue quemado en la hoguera en 1600 por aferrarse a su teoría de que era la Tierra la que giraba alrededor del sol y no al revés. Durante el día hacen mercado en esta plaza, así que uno de los últimos días nos acercamos a comprar el típico paquete de pasta fresca que llevar como recordatorio a la familia ^_^.

Mercado en la Piazza Campo de' Fiori


Como PB se empezaba a encontrar mejor, y con la idea de reponer fuerzas, nos paramos a cenar en un McDonals, pero Dios nos castigó por comer en un sitio así ¡estando en ROMA! y le cayó muy mal, el pobre pasó una noche horrible.

12/10/2012 -

Y vuelta a empezar, después de la mala noche, al día siguiente PB no era persona, salimos tarde de la habitación para que pudiera descansar un poco, y nos dirigimos a pie hacia la Basílica de San Giovanni (piazza San Giovanni), son unos 15 min andando como comenté anteriormente. El metro más cercano es San Giovanni.

Justo enfrente de la Basílica San Giovanni se encuentra la Scala Santa, la escalera que subió Jesucristo en el palacio de Poncio Pilatos antes de ser juzgado. La costumbre dicta que hay que subir de rodillas y de hecho muchos fieles lo cumplen; para los que no tengan tanto fervor hay una escalera lateral para acceder a la parte superior en la que se encuentra el Sancta Sanctorum (una antigua capilla privada para uso de los papas, con una pintura de Cristo). No pudimos visitarla en este momento porque estaba cerrada, así que volvimos después de la visita a las catacumbas.

Hay muchas catacumbas en la ciudad de Roma, pero las más famosas están localizadas en la Via Appia Antica, cada una tiene un coste de unos 5 euros con guía en español incluido
Tras consultar las recomendaciones de los foros me decanté por las Catacumbas de San Calixto, cuyo horario de visita es de 9-12 y 14-17, cerrado los miércoles. Para ir cogimos el bus nº 118 que parte de la parada de metro Pirámide (que recibe el nombre por una pirámide de piedra, y donde justo al lado es donde parten los buses), pero para volver nos dimos cuenta que no hacía falta dar tanta vuelta, en la misma parada de Via Appia donde nos habíamos bajado, se podía coger el nº 218 que nos dejaba en San Giovanni, lo cual nos fue muy bien para visitar la Scala Santa, que, como he comentado anteriormente, no habíamos podido entrar.
La visita a las catacumbas fue altamente gratificante y la recomiendo a todo el que visite la ciudad, nuestro guía fue un español que había sido profesor por lo que manejaba las técnicas para explicar las cosas de un modo muy ameno y didáctico, quedé encantada no sólo con la propia vista de las catacumbas, lo cual ya es impresionante en si mismo, sino también con la explicación recibida.

Como a las 20 h teníamos reservada la visita nocturna a los Museos Vaticanos y PB seguía sin encontrarse muy bien, decidimos ir a descansar un poco al hotel y recuperar fuerzas.

Nos decantamos por la visita nocturna a los Museos Vaticanos porque pensamos que con la oscuridad y la iluminación tendría un encanto especial, el problema fue que el tiempo del que dispones es inferior que durante el día y nuestra guía (ya que se trataba de una visita guiada) se tiró como una hora delante de una pantalla dándonos la explicación de la capilla sixtina (ya que teóricamente allí dentro no se puede hablar), con lo que tuvimos que visitar el museo corriendo, sin poder casi detenernos a hacer fotos ni apreciar lo que veíamos. Hubiera sido mucho mejor hacer la explicación sobre la marcha y poder ir viendo poco a poco, así que bueno, fue una visita tan relámpago que puedo decir que en general me gustó pero no puedo entrar en mucho detalle. Simplemente, y a riesgo de ser tachada de hereje o algo peor, quisiera comentar que la capilla Sixtina no llamó especialmente mi atención, reconozco el trabajo y el valor que tiene, pero personalmente me gustó muchísimo más por ejemplo el techo de la catedral de Florencia, pero está claro que no soy especialista en arte y es tan sólo mi humilde opinión.

13/10/2012


Nos levantamos prontito aprovechando que los dos estábamos bien y nos dirigimos al Vaticano, la parada de metro más cercana es Museos Vaticanos. Los horarios de apertura son:
  •  Basílica de San Pedro, de 7:00 a 18:30
  • Cúpula, de 8:00 a 17:00
  • Museos Vaticanos, de 9:00 a 18:00.
Existe la posibilidad, previa reserva, de visitar la Necrópolis Vaticana, antiguo cementerio de la época romana, donde entre otras cosas se encuentra la tumba de San Pedro. A nosotros nos dieron a las 11:30 y el recorrido duró unas 2 horas. Personalmente es lo que más me gusto de mi viaje a Roma, me encantó e impresionó el estar pisando el mismo suelo que las personas del S.II, entrando en los mismos mausoleos que entonces, es realmente increíble. Además, como he comentado, puedes ver la tumba de San Pedro en la que se observan los estratos de la tierra que van marcando la evolución histórica desde las primeras construcciones en la zona. Esta visita acaba directamente en la Basílica, con lo cual te evitas las kilométricas colas que hay para entrar.

A la Basílica de San Pedro la entrada es gratuita, pero como he comentado, si no vienes directamente de la visita a la Necrópolis, conviene llegar muy pronto ya que se forman enormes colas. Además está la posibilidad de subir a la cúpula, con ascensor cuesta 7 eur, pero es recomendable cogerlo. Yo aconsejo subir, ya que las vistas desde allí arriba son preciosas, puedes ver la plaza en todo su esplendor

Plaza de San Pedro

A continuación nos dirigimos hacía el Monumento a Victor Manuel II, se encuentra en la plaza Venecia, una plaza bastante céntrica por la que pasamos muchas veces, sobretodo en bus, pero teníamos que ir a hacer las fotos de rigor :p. A pesar de haber pasado muchas veces nunca dejó de impresionarme, es un monumento elegante, enorme y esplendoroso.

Tras admirar el monumento en honor al primer rey de la Italia unificada, cogimos un bus para visitar la zona del Castillo de Sant´Angelo, no llegamos a entrar ya que por diferentes foros había leído que no valía la pena, pero ya que soy una gran aficionada a los castillos quisimos verlo desde fuera, nuestra grata sorpresa fue no sólo la belleza del castillo sino la de sus alrededores, con un bonito paseo que bordea el río, sus tenderetes, sus puentes adornados con estatuas, en definitiva, una zona con muchísimo encanto.

Pemdemt

14/10/2012

En diferentes foros se recomendaba el mercado dominical de Porta Portese, se dice que es el "más grande de Europa". Horario del Mercado: domingos de 6:00 a 14:00. Dirección: Via Portuense y calles aledañas a Viale Trastevere. Para llegar hay que coger uno de los siguientes Autobuses 3, 170, 280, 23.

Personalmente pienso que es una visita totalmente prescindible, al menos en Mallorca estamos acostumbrados a ir frecuentemente a este tipo de mercados, la única diferencia es que éste es más grande, pero no encontré que tuviera ningún encanto ni ninguna atracción especial. Aunque también hay que decir que yo este día me levanté mala de la barriga (parecía que nos turnábamos), así que eso también pudo influir.

Tras dar una vuelta por el mercado volvimos al centro, concretamente a la piazza Navona, para mi gusto es la plaza más bonita de Roma. La componen tres fuentes barrocas que parecen cobrar vida propia: De abajo a arriba la Fuente del Moro (Giacomo della Porta y Bernini), la Fontana dei Quattro Fiumi (Bernini) y la Fuente de Neptuno. Además está rodeada de restaurantes lo cual hace que siempre haya un gran ambiente.

En cuanto al origen del nombre de la plaza he leído en unos sitios que es porque se hacían batallas navales, pero en otros aseguran que se hacían carreras de caballos y que lo de naval venía por la forma de la plaza; así que no está muy claro, pero lo que sí lo está es que la plaza es preciosa, las fuentes impresionantes y el ambiente muy acogedor.

15/10/2012 - La magia del cine en Cinecittà

Para seguir con los percances, PB perdió el DNI. Así que a primera hora fuimos a los carabinieri a poner la denuncia y al consulado de España para que le hicieran un salvoconducto (jeje en seguida me vino a la mente Casablanca :p).

Al acabar los trámites decidimos realizar una visita improvisada a los estudios de Cinecittà. La verdad es que, como soy una gran cinéfila :p, me gustó muchísimo y la encontré una visita muy interesante. La propia parada del metro con su nombre te deja en la misma puerta, elegimos una visita guiada, en la que te muestran los edificios construidos para rodajes como por ejemplo Gangs of New York, y locales donde te van mostrando el proceso de elaboración de una película, guion, vestuario, etc.

Entrada a Cinecittà

16/10/2012 - Vuelta a casa

Nuestro avión partía a las 14:50, por lo que debíamos partir de la ciudad sobre las 11:50. Por lo que dedicamos esas últimas horas de la mañana en Roma para hacer una última visita por el centro y hacer fotos tranquilos a primeras horas en los lugares más concurridos.

El transporte en Roma

Roma es una ciudad en la que en la medida de lo posible es recomendable ir caminando por todo, ya que los sitios no están muy alejados unos de otros y te vas encontrando cosas por el camino que merece la pena ver.

Para moverse con el transporte público de Roma disponemos de tres opciones. El metro, el tranvía y el autobús. La compañía pública de transporte en Roma se llama ATAC. Los billetes para los autobuses, tranvías y metro se deben adquirir antes del viaje. Se pueden comprar en diferentes establecimientos: Quioscos, estancos, bares y por supuesto estaciones. También existen máquinas expendedoras de billetes en estaciones de metro, tren y algunas paradas de autobús. Una vez comprado el billete se debe validar antes de viajar. El billete sencillo tiene una duración de 75 minutos desde su validez y es integrado, así que si cogemos el metro al salir de él podemos coger un autobús o un tranvía sin pagar, siempre y cuando no se hayan superado los 75 minutos desde la validación del billete. También existe la posibilidad de adquirir un billete para tres días, una semana o un mes, con el consecuente ahorro que esto supone. ¡Atención! Hay que tener cuidado con el bono de metro de 24h, que no dura 24h sino hasta las 24:00 desde que lo picaste por primera vez. En algún otro foro alguien ya comentó que lo picó a las 23:30 y le duró media hora.

Lo que quedó en el tintero

Una visita que nos hubiera gustado realizar pero que no pudimos por los diversos sucesos fue a la ciudad arqueológica de Ostia Antica, pero aportaré los datos que había recopilado:
  • Horario de martes a domingo de 8:30 a 19:30.
  • Precio: 6,50 €, 3,25 con la Roma Pass.
  • Se encuentra a unos 35 kms de Roma, no hay trenes directos desde la estación de Termini, se debe tomar el tren Lido di Ostia junto a la estación de Ostiense (a unos metros del metro Pirámide), éste tren es en realidad una línea de metro, por lo que sirven los billetes normales de metro-bus.